Inicio Imagen PRENDAS DE PELÍCULA

PRENDAS DE PELÍCULA

escrito por Yolanda Caral 10 julio, 2015

Detrás de nuestra indumentaria hay un sin fin de curiosas historias. El cine tuvo un papel muy importante a la hora de marcar moda. Éste, creó tendencias, inspiro cánones de belleza, estilos nuevos, iconos de moda etc… Llegando incluso a bautizar a las prendas con los nombres de los personajes que las portaban.

Os cuento algunos curiosos ejemplos!!

La chaqueta que lucía Joan Fontaine en Rebeca de Alfred Hitchcock tomó el nombre de su protagonista y desde entonces las chaquetas de punto como la que llevaba la actriz Rebeca pasaron a denominarse así, Rebeca.

La camiseta interior blanca de algodón que lucía Marlom Brando en Un tranvía llamado deseo, se convirtió en un básico de fondo de armario de todos lo jóvenes de la época. Los diseñadores comenzaron a aplicar su logo en ella y este hecho llega hasta nuestros días.

La popularidad Giorgio Armani creció después de que Richard Gere luciera creaciones suyas en American Gigolo.

Los guantes de raso negro que que lucía Rita Hayworth en Gilda fueron un símbolo erótico que marcó un antes y un después.

La moda y estética colonial y de los años 20 proviene de películas como Memorias de África o Pasaje a la India.

Las prendas Baby doll de moda hoy en día, proceden de un camisón de noche que apareció a finales de los años cincuenta en la película Baby doll.

Otro estilo de los sesenta lo marcó Jonh Travolta en Fiebre del sábado noche.

De la película Sabrina proviene el nombre de la sabrinas, un tipo de bailarinas que se pusieron de moda tras la película y que hoy en día se siguen llevando.

La gran pantalla va de la mano con la moda y juntas son capaces de transportarnos a cualquier tiempo y revivirlo de la forma más real gracias a la vorágine del cine. La moda es una herramienta muy importante para hacer cine capaz de llegar a inmortalizar a un personaje gracias a una prenda. Estos son algunos de los casos que más interesantes me han parecido, y tú, conoces alguno?

Besos.

Yolanda Caral.

Te puede gustar

Dejar un Comentario