Inicio Eventos BODA AÑOS 20

BODA AÑOS 20

escrito por Yolanda Caral 31 julio, 2015

Ya os adelanté imágenes de la boda que celebramos el 25 de julio, ahora es el momento de destapar todos los secretos de aquel maravilloso día. Un año nos ha llevado dar alas a las ilusiones de sus protagonistas. Con el deseo de llevar a cabo este gran proyecto nos hemos colmado de anécdotas que permanecerán siempre en nuestro recuerdo. Los años 20 sería la temática, la novia y yo organizamos el evento. Y una de las tareas más importantes para  mí, llevar a cabo la imagen de la novia y de su boda. Hasta ahora sólo había trabajado en la imagen personal y crear la imagen de un evento sería una oportunidad que no querría perderme.

Miles de detalles a tener en cuenta y cada uno de ellos con su escenario donde ese día brillarían con luz propia. Todos ellos compusieron esta magnifica boda:

EL AMOR376050_488617174526962_1343294355_n

Siempre supo que era el amor de su vida pero no fue hasta hace dos años que el destino los volvió a juntar  para ya no separarles. Decidió casarse con el hombre con el que querría escribir su historia de amor y el lugar elegido fue una bella zona de Álava. Su boda fue una boda a tres, ya que su hija fue la tercera protagonista de un día muy especial en el que el júbilo y la felicidad reinó de principio a fin.

SUS PROTAGONISTASIMG-20150726-WA0016

Una de las cosas más importantes fue el vestido de la novia. Un traje sencillo con esencia antigua. Dar vida a su ilusión y poder recrear la idea de su vestido ha sido una de las cosas más bonitas de los preparativos. Sin dejar puntada sin hilo, unas manos expertas serían las encargadas de llevarlo a cabo, adaptado a su cuerpo y en sus colores. Un vestido muy personal a base de detalles que marcarían la diferencia. Colores combinados, siempre como predominante el blanco jugando con ciertos detalles de la gama ocre. El encaje y los flecos compondrían el vestido ciñéndose a la más fiel recreación de la época. Acompañado de un tocado de plumas, con alma artesanal a gusto de la novia, sería el mejor acompañante a un gran recogido y un espectacular maquillaje.

El novio con un traje negro donde los complementos serían los protagonistas que aportarían el toque retro. Complementos como son el chaleco clásico, la pajarita, los tirantes, por supuesto, los zapatos acordonados y el sombrero.

LA MELODIAcopia

Poniendo la nota musical a este día tan especial B3dixieland fueron los encargados de amenizar el cóctel, con notas  que nos transportaron  en el tiempo gracias al más puro ritmo de los 20.

 RETRATANDOIMG-20150811-WA0002

Una cuidada fotografía, con los filtros apropiados y la estética adecuada nos deja un gran recuerdo en manos de Noemí Calvani y Rocio López .Un máximo de fotografías al mínimo detalle hace que se perciba la esencia de ese gran día.  A parte de fotografiar, participaron del acontecimiento,  sumergiéndose en la misma burbuja de los años 20 que el resto de los asistentes.

EL PASAJE AL ALTAR

Originario de la época, el coche elegido para la ocasión conserva el carácter de los felices años 20. Realizó sin obstáculo alguno el trayecto marcado para llevar a la novia hasta la ceremonia.

PLUMAS ENGALANADAS EN FLORESIMG-20150726-WA0058

No podía llevar otro sello que el de  Muscari. Se encargaron de llevar a cabo la decoración foral así como de la entrada al evento y el altar. Unas flores y detalles trabajados donde se aprecia el mimo con el que desarrollan su trabajo. El ramo de la novia fue la guinda final que emocionó a la novia por la delicadeza de su artesanía.

LOS DETALLES

_DSC0012copi

Utilizamos al máximo el espacio que el amplio terreno nos brindaba y cada rinconcito estaba hecho para lo pensado. Todo cuidado con ternura como la que nos producía la boda. Creamos ambientes románticos y elegantes adecuados a este tipo de evento. Uno de ellos fue la ceremonia y el altar, los cuales fueron muy especiales, dónde las risas se llevaron todo el protagonismo. La felicidad que allí se palpaba era  la alegría rebosante de los novios y todos los invitados.

 ZONA BREAK_DSC0033copi

Habilitamos una zona chill-out cerca de un riachuelo que pasa por el lugar. Un espacio privilegiado para refugiarse de las altas temperaturas de julio. Con una manta de árboles a modo sombrilla, hacían las delicias de las temperaturas más ideales.

EL ASEO Y TOCADOR

_DSC0027copi

 

 

La pequeña caseta destinada al baño nos dio mucho juego y las perlas se apoderaron de él en ese día ya que fueron las protagonistas de tan cuco espacio.

FOTOS DIVERTIDAS_DSC0009

El photocall, recreaba el interior de una casa de la época con miles de complementos para que ese día los invitados disfrutaran haciéndose unas fotos muy divertidas . Colocados en la cesta, sombreros, pelucas,  gafas, bigotes…etc, ayudaron a poner la nota de humor .

RECUERDOS POLAROIDSin título-2

El libro de firmas, sin duda, un lugar de lo mas entrañable donde cada invitado compondría una parte de este rincón. Su foto sujeta por una pinza, estaba esperando a ser parte de un bello recuerdo a modo álbum cuyo fin sería crearlo entre todos. Una foto y una firma acompañada de unas palabras para esta pareja que comenzaba una nueva etapa en sus vidas. Al otro lado unas maletas hacían las delicias de los deseos de los invitados hacia esta familia de tres.

SIGUIENDO LA PISTA_DSC0012copi

Los indicadores de los lugares no podían ir más acordes con el evento,  ayudaron a meterse en el papel más aún si cabe.

A LA MESA..!_DSC0007copi

El sitting con mucha historia ya que los espejos tuvieron dueño, habiendo adornado los rincones de bellas casas, ese día adornarían un bello evento.

EL BANQUETESin título-3

 Un banquete de lo más original hizo que recordemos los platos tan elaborados de una boda diferente.

LA ESENCIA DE LA BODAIMG-20150726-WA0063

La familia y los amigos hicieron de este día algo realmente especial. Sorprendieron con sus estilismos, participaron activamente en la puesta en escena  y  lograron ese ambiente de años 20 único que hizo que la boda tuviese una esencia singular.IMG-20150726-WA0052

PARA LOS NOVIOSIMG-20150726-WA0064

Desde aquí, agradecer a los novios su confianza en mí desde el minuto uno de este proyecto. Me llevo dos grandes amigos y muy buenos momentos. Un proyecto que me ha aportado mucho a nivel profesional y más si cabe, a nivel personal. Ha sido un honor compartir algo tan bonito con todos y cada uno de los componentes de esta boda tan entrañable. Gracias.

Yolanda Caral.

Te puede gustar

Dejar un Comentario